La amabilidad y el trato del personal excelente, desde nuestra llegada hasta a la salida, así como la instalaciones y el marco es incomparable en una gran embalse con su restaurantes al final de mismo ,ideal para desconectar de la ciudad y de las compras, en familia, mucho senderos marcados a pie y en bbt. A 6 km de andorra por un camino asfaltado en una urbanización llegando hasta este magnifico hotel, desayuno casero, sin duda repetiremos.
Toni. V.